4.4.12

Cloe guardaba la felicidad en un tarro de galletas.

Cloe era de esas chicas que le echaban azúcar a la vida. 
Rellenaba los recuerdos con nata para que todos fueran dulces. 
Despedía con fresas a aquellas personas que desaparecían, 
para tener un recuerdo bueno del final, 
y recibía con una taza de chocolate caliente a los que entraban nuevos en su vida.

Cloe guardaba la felicidad en un tarro de galletas 
y las mojaba en el café todas las mañanas, para empezar bien el día.

1 comentario: