13.8.11

Esperando el momento.

La soledad inundaba su estudio mientras la Luna se elevaba más en el cielo. Apenas unos rayos de luz provenientes de ella inundaban la estancia. Esperaba algo —o alguien— mientras miraba por la ventana. Siempre le gustó la soledad mientras la esperanza de ser feliz le acompañaba; le guardaba un sitio privilegiado a su lado, con grandes vistas a su interior y la facilidad de poder ver alguna que otra lágrima deslizarse por su cara en primera fila.
¿Quién no ansia estar junto a alguien en estos tiempos? Aunque muchas veces estar acompañado signifique volver a nuestro desierto

Mientras tanto, esperamos el momento de encontrar a alguien que se asemeje a nosotros y con el que compartir nuestra vida lejos del desamparo..

No hay comentarios:

Publicar un comentario